Novena a San Martin de Porres: Quién fue, Historia, Milagros, Novena, Datos Sorprendentes Sobre este Santo, Oraciones y MÁS

En primer lugar, la novena se define como un ejercicio de devoción que se realiza durante nueve días. En este caso, la novena a San Martin de Porres es realizada por personas creyentes y devotas de este santo.

Si deseas saber más sobre la historia de San Martin de Porres, cual es su historia  y cómo puedes realizar una novena a este personaje religioso, ¡este artículo puede interesarte!, a continuación explicaremos todo eso y mucho más.

novena a san martin de porres

¡Sigue leyendo!

¿Quién fue San Martín de Porres?

Juan Martín de Porras Velázquez nació el 9 de Diciembre de 1579, fue un fraile que nació en el Virreinato del Perú de la orden de los dominicos. Asimismo, se conoce como el primer santo mulato de América y, también se identifica por el nombre de “Fray Escoba” por ser representado con una escoba en la mano como símbolo de humildad.

En este sentido, San Martín de Porres se conoce como el santo de la humildad. Es originario de Lima, Perú y, fue el primer mestizo canonizado por la Iglesia. A través de su sencillez y servicio, pudo unir a tres culturas que convivían en su época. Este santo, fue un personaje religioso que a pesar de los conflictos que existían en la sociedad limeña del siglo XVII, logró unir estas culturas.

Si bien es cierto, San Martín de Porras es querido por todos, muchas veces es invocado por ricos y pobres, por los profesionales de la ciencia, enfermos e incluso ignorantes. Por lo tanto, su estampa puedes encontrarla en casas y hospitales como símbolo de devoción. De igual forma, podrás visualizar su imagen en libros de rezo y en los de estudio.

Con respecto a su imagen, San Martín vestía un simple hábito de cordellate blanco con una capa larga de color negro. También existe un retrato de este santo que data para la fecha del siglo XVII, de hecho, esta pintura se realizó en la Iglesia Monasterio de Santa Rosa de Lima y se dice, que es el retrato más fiel a su verdadera apariencia.

Este personaje religioso es venerado debido a su sentido de caridad y servicio. Siempre se mantuvo fiel, fue humilde obediente y servicial. El hecho de que este santo de Lima fuera de esta manera, hoy en día es un recordatorio de la importancia que tienen los pequeños actos.

Siempre que hagamos las cosas con buena fe, nuestros actos podrán cambiar el entorno en el que nos desenvolvemos e incluso, el curso de la historia. Claramente, esto fue lo que sucedió con San Martín de Porres.

Historia de su Vida

Por supuesto, Juan Martin de Porres Velázquez trae consigo una gran historia que merece ser contada y conocida por todas las personas que decidan rendirle tributo a este personaje. No cabe duda de que fue el primer santo mulato de América que dejó una huella en la historia de sus fieles creyentes.

Ahora bien, Martín de Porres nació en la ciudad de Lima el 9 de diciembre del año 1579, fue hijo de Juan de Porres, quien se conoció como un caballero español perteneciente a la Orden de Calatrava y de Ana Velázquez, quien era en su momento, una negra libre panameña.

A la edad de doce años, Juan Martin se interesó por aprender los oficios de peluquero, asistente de dentista y medicina natural. Luego de un tiempo, específicamente a los quince años, por la invitación de Fray Juan de Lorenzana, logró ingresar en la Orden de Santo Domingo de Guzmán.

Así fue como vivió nueve años practicando los oficios más humildes. Se dedicó a perseverar en su vocación a pesar de las adversidades y la oposición de su padre. Gracias a su esfuerzo, en el año 1606 se convirtió en fraile profesando los votos de la pobreza, castidad y obediencia.

historia de su vida

A pesar de ser muy joven, sobresalía por ser un personaje humilde. De hecho, siempre puso a los demás por delante de sus propias necesidades. San Martin ejerció su vocación pastoral y misionera y, además, se encargó de inculcar la doctrina cristiana y fe de Jesucristo a los negros e indios que asistían a escucharlo en las calles.

En este sentido, Martin siempre aspiró a realizar su vocación misionera en países y provincias alejados del lugar donde vivía. Muchas veces lo escucharon hablar de China, Filipinas y Japón. Asimismo, el futuro santo fue seguidor de distintos modelos de santidad, entre ellos: San José, Santa Catalina de Siena y San Vicente Ferrer. 

Ideal de Santidad

San Martín de Porres se sometió a penitencias y a intensas horas de oración. De hecho, dormía y se alimentaba muy poco. Si bien es cierto, prestó servicio como enfermero y cada vez ayudaba a más personas por medio de esta labor, se extendía desde sus hermanos dominicos, hasta las personas que encontraba abandonadas en la calle.

Claro está que, varias familias en Lima recibieron amparo por parte de Martín. También muchos enfermos, cuando estaban delicados de salud o cuando se sentía muy mal, pedían ver a Martin. En pocas palabras, su santidad se manifestó a través del amor que mostró por los demás y la gran pureza con la que vivía. Sobre todo, con el cuidado que brindó a los pobres y enfermos.

Milagros que lo Convirtieron en Santo

Para empezar, la Iglesia Católica encarga a la Sagrada Congregación de Ritos evaluar al candidato a ser santo ya que, antes de convertirse en uno, hay que ser beato. Ahora, para lograr la beatificación, debe haber realizado mínimo dos milagros comprobados de acuerdo a los procesos apostólicos.

Claro está que, son muchas las historias que se han formado entorno a la figura de San Martín de Porres sin embargo, para su beatificación, se aceptaron dos milagros relacionados con la sanación instantánea de enfermos.

milagros que lo convirtieron en santo

El primero fue el concedido a Elvira Moriano, a quien los médicos le habían dicho que perdería la visión del ojo derecho, debido a una herida provocada cuando chocó contra una ventana, su ojo sanó al día siguiente.

El segundo milagro, fue el del niño Melchor Varanda, quien cayó del techo de su casa en Lima y se fracturó el cráneo. Los doctores pensaban que era incurable este daño, sin embargo, la madre del niño se encomendó al santo peruano. Al día siguiente, como ocurrió en el caso anterior, el pequeño se levantó como si nada hubiera pasado.

Novena

Ahora, la novena consiste en un ejercicio de devoción durante nueve días para obtener alguna gracia o pedir por una determinada intención. Esto puede estar dedicado a Cristo o algún santo canonizado cuya intención sea más poderosa ante Dios debido a los méritos logrados en su vida.

En este caso, puedes realizar una novena a San Martín de Porres para pedir por la sanación de algún ser querido o familiar que se encuentre enfermo o en un estado delicado de salud. Si deseas encomendarte a este santo, en el siguiente link encontrarás una página web que contiene los 9 días de la novena a San Martin de Porres. Sólo debes hacer clic aquí.

Datos Que te Sorprenderán

Por otra parte, existen datos sumamente interesantes acerca de este santo beatificado. ¡Sigue leyendo y descúbrelos!

  1. San Martin de Porres fue el primer santo mulato de América.
  2. Tenía una gran habilidad para hablar con los animales y poseía un don especial con la naturaleza.
  3. Formó parte de la Orden de los Dominicos.
  4. Se conoce como «El Santo de la Escoba», ya que siempre se representó visualmente con una escoba como símbolo de su humildad.
  5. Fue herborista, barbero y auxiliar práctico.
  6. Fue bautizado en la Iglesia de San Sebastián de Lima.
  7. Al realizar cualquier milagro de sanación decía: «Yo te curo, Dios te sana».
  8. Murió el 3 de noviembre y sus restos se encuentran en el Altar de los Santos Peruanos, en la Basílica y Convento de Santo Domingo en Lima.
  9. Era vegetariano.
  10. Se ofreció a ser vendido como esclavo al enterarse de que su convento sufría una crisis financiera.
  11. Fue beatificado por el Papa Juan XXIII el 6 de mayo de 1962, nombrándolo “Santo Patrono de la Justicia Social

Oraciones a San Martin de Porres

Existe una gran cantidad de oraciones y rezos que se pueden encomendar a San Martin de Porres para pedir por su intersección ante los enfermos. Por supuesto, estas oraciones deben realizarse con fe.

oraciones a san martin de porres

En este sentido, a continuación dejaremos una oración que puedes recitar para invocar al santo de la humildad.

«Señor Nuestro Jesucristo, que dijiste «pedid y recibiréis», humildemente te suplicamos que, por la intercesión de San Martín de Porres, escuches nuestros ruegos.

Renueva, te suplicamos, los milagros que por su intercesión durante su vida realizaste, y concédenos la gracia que te pedimos si es para bien de nuestra alma. Así sea.»

A través de esta oración, pedimos a Dios que nos ayude a invocar la intercesión del Santo Mulato y así poder encomendarle nuestra salud o la recuperación de algún ser querido que se encuentre en un estado delicado de salud.

¡Gracias por leernos!, esperamos haber brindado información de interés acerca de San Martin de Porres y su historia como Santo Mulato.


Si te ha gustado este artículo sobre los Novena a San Martin de Porres te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Novena a San Ramón Nonato

Novena a San Ramón Nonato

La novena a San Ramón Nonato es un acto religioso que se realiza durante nueve días, puede estar dirigido a…

Novena a la Divina Misericordia

Novena a la Divina Misericordia

Hoy te traeremos un regalo especial. La Novena a la Divina Misericordia. Aquí te daremos más información sobre esta devoción.…

Novena a Santa Filomena

Novena a Santa Filomena

Seguramente has oído hablar acerca de las persecuciones que sufrieron los cristianos durante el Imperio Romano. Lo que a lo…

Novena a San Juan Bosco

Novena a San Juan Bosco

La Novena a San Juan Bosco, comprende un período de 9 (nueve) días consecutivos donde se realizan diversos rezos. Asimismo,…

Novena a San Pafnuncio

Novena a San Pafnuncio

La Novena a San Pafnuncio es una serie de rezos o devoción que se hace durante unos nueve días en honor…

Deja un comentario