Novena a San Cayetano: Quién fue, Historia, Milagros Realizados, Oraciones y MÁS

La Novena a San Cayetano posee una estructura en específico a través de la cual puedes realizar cada una de tus plegarias. Con lo cual, estas consisten en la señal de la cruz, el acto de contrición, la oración de todos los días, la reflexión correspondiente al día y las oraciones finales.

Al respecto, en el presente artículo te contamos todo lo que necesitas conocer sobre  la Novena a San Cayetano. Por tanto, si este tema es de tu interés, has llegado al portal indicado. En el presente artículo te decimos quién fue San Ignacio de Loyola, su historia, milagros, oraciones y mucho más.

Novena a san cayetano 1

¿Qué es y Cómo se Reza una Novena?

En primer lugar, te hablaremos sobre que es el novenario o novena, para luego pasar a otros puntos igual de relevantes sobre este tema. La novena proviene del latín novem, “nueve” y es un ejercicio de devoción que se practica durante nueve días para obtener alguna gracia o pedir por una determinada intención.

Puede estar dedicada a Cristo mismo en alguna advocación, o a algún santo canonizado cuya intercesión es más poderosa ante Dios, debido a los méritos logrados durante su vida. Cuando se pide la intercesión de un santo, se busca imitar sus virtudes y santidad ya que de lo contrario la novena carecería de sentido si no se practica con fe y determinación de cambio.

A diferencia de las octavas, de carácter festivo, las novenas se hacen con una intención o para orar por un difunto. En este sentido, el novenario o novenas es el conjunto de ceremonias y ritos fúnebres que se hacen en honor al difunto, para hacer la despedida o el adiós, antes de la despedida definitiva.

Novena a san cayetano 2

Los actos del novenario tienen una duración de, como su nombre lo indica, nueve noches y días, contados a partir de que muere la persona. Estos días son celebrados ininterrumpidamente en aras que su espíritu sea recibido en la gloria y asegurar su descanso.

Las novenas tienen concordancia con la Biblia en cuanto a que se sabe que entre la Resurrección y la Ascensión hay 40 días; y hay nueve días entre la Ascensión y Pentecostés. Tiempo en el cual los apóstoles y demás cristianos reunidos permanecieron en oración.

Por último, es preciso decir que Jesucristo enseñó a orar con insistencia (Lucas 18,11). Del mismo modo, para el momento, pidió a los Apóstoles que se prepararan en oración para la venida del Espíritu Santo, después de su Ascensión a los Cielos (Hechos 2, 1-41).

Novena a San Cayetano

Ahora que conoces qué es y cómo se reza una novena, resulta igual de importante que conozcas algunos aspectos sobre la novena a San Cayetano. A continuación te lo contamos. La novena es una serie de nueve días seguidos de oraciones. Es una forma de devoción a Dios (Padre, Hijo y Espíritu Santo), a la Virgen María, a los ángeles y a los santos.

En este sentido, la novena a San Cayetano se compone de:
  • Señal de la Cruz.
  • Acto de Contrición.
  • Oración de todos los días.
  • Reflexión correspondiente al día.
  • Oraciones finales.
Las oraciones para cada día de la novena a San Cayetano son:
  • Primer día: “Oh San Cayetano, tú fuiste un verdadero modelo de virtudes entre los sacerdotes de tu tiempo…”
  • Segundo día: “A pesar de tu apretada agenda, oh querido santo, tú pasabas ocho horas al día en la oración…”
  • Tercer día: “Desde tu muerte, querido San Cayetano, los desempleados del mundo han buscado tu intercesión…”
  • Cuarto día: “O Glorioso San Cayetano, al igual que aquella sociedad en la que viviste…”

Novena a san cayetano 3

  • Quinto día: “Oh Glorioso San Cayetano, tú que pasabas largas horas ayudando a los enfermos y trabajaste hasta el agotamiento…”
  • Sexto día: “Oh humilde San Cayetano, Tú hablaste con gobernantes y reyes, pero nunca les diste mucha importancia…”
  • Séptimo día: “Oh Glorioso San Cayetano, tus incesantes ayunos y penitencias ayudó a mucha gente a entender que Dios debe ser amado…”
  • Octavo día: “Oh Glorioso San Cayetano, te dolía ver la Iglesia Católica dividida en grupos hostiles…”
  • Noveno día: “Oh Glorioso San Cayetano, Tú recibiste muchas bendiciones especiales de Jesús, visiones y experiencias místicas debido a tu unión íntima con Él…”

¿Quién fue San Cayetano?

Ahora que conoces qué es una novena y la novena a San Cayetano, resulta igual de importante que conozcas quien fue San Cayetano. A continuación te lo contamos. Cayetano de Thiene, en italiano Gaetano, nació en Vicenza, 1 de octubre de 1480 y falleció en Nápoles, Italia, 7 de agosto de 1547 fue un presbítero italiano.

Asimismo, fue el fundador de la Orden de Clérigos Regulares Teatinos. En 1671 fue proclamado santo por el papa Clemente X. Se le conoce como Santo de la Providencia, Patrono del pan y del trabajo. San Cayetano pertenecía a la familia de los condes de Thiene.

4

Fue el último de los tres hijos del conde Gásparo di Thiene, un militar que murió en 1492 y de la condesa María Da Porto, quien más tarde se convertiría en terciaria dominica. Recibió el nombre de Cayetano en honor a un tío recién fallecido que era un canónigo docente de Derecho en la Universidad de Padua, que había nacido en Gaeta.

Cayetano, en 1504, obtuvo el doble doctorado en derecho civil y canónico por la Universidad de Thiene. En 1506, a los 25 años de edad, gracias a las relaciones de sus tíos, tuvo la oportunidad de ser nombrado protonotario apostólico en la corte del papa Julio II, en Roma.

Desde ese puesto ayudó a reconciliar a la Santa Sede con la República de Venecia. Se retiró de la vida cortesana en 1513 y fundó una sociedad de sacerdotes y prelados, llamada el Oratorio del Amor Divino. Fue ordenado sacerdote dos años después, a la edad de 35 años.

Historia

Su padre, militar, murió defendiendo la ciudad contra un ejército enemigo. El niño quedó huérfano, al cuidado de su santa madre que se esmeró intensamente por formarlo muy buen. Estudió en la Universidad de Padua donde obtuvo dos doctorados y allí sobresalía por su presencia venerable y por su bondad exquisita que le ganaba muchas amistades.

Se fue después a Roma, y en esa ciudad capital llegó a ser secretario privado del Papa Julio II, y notario de la Santa Sede. Viendo que el estado de relajación de los católicos era sumamente grande y escandaloso. Se propuso fundar una comunidad de sacerdotes que se dedicaran a llevar una vida lo más santa posible y a enfervorizar a los fieles. Y fundó los Padres Teatinos.

Qué es

San Cayetano era de familia muy rica y se desprendió de todos sus bienes y los repartió entre los pobres. Fundó asociaciones llamadas «Montes de piedad» (Montepíos) que se dedicaban a prestar dinero a gentes muy pobres con bajísimos intereses.

Los ratos libres los dedicaba, donde quiera que estuviera, a atender a los enfermos en los hospitales, especialmente a los más abandonados y repugnantes. En su última enfermedad el médico aconsejó que lo acostaran sobre un colchón de lana y el santo exclamó: «Mi Salvador murió sobre una tosca cruz. Por favor permítame a mí que soy un pobre pecador, morir sobre unas tablas».

Así, murió el 7 de agosto del año 1547, en Nápoles, a la edad de 67 años, desgastado de tanto trabajar por conseguir la santificación de las almas. En seguida empezaron a conseguirse milagros por su intercesión y el Sumo Pontífice lo declaró santo en 1671.

Milagros

Cuenta la historia que, Cayetano di Thiene servía y visitaba a las personas desamparadas. Su amor a Jesucristo y al prójimo lo llevaron a consagrarse a ellos. Así fundó un hospital en Venecia en el que encontró a una joven que estaba a punto de perder una pierna devorada por la gangrena.

Envuelto en su fe le sacó la venda, le besó la pierna herida e hizo la señal de la cruz frente a ella. Al otro día, los médicos que preparaban a la muchacha para la amputación vieron que estaba curada. Ese fue el primer milagro que se le atribuyó a Cayetano y que lo encaminó a dedicarse a buscar en la religión su lugar.

Oraciones a San Cayetano

Ahora bien, ya casi llegamos al final de este artículo, pero no podemos irnos sin antes hablarte sobre algunas oraciones a San Cayetano. A continuación, te indicamos todo lo que necesitas saber. Algunas oraciones a San Cayetano se enumeran como Oración I y Oración II. En este sentido algunas partes de las oraciones son:

  • Oración I
¡Oh, el glorioso San Cayetano! Elogiado por todos los países; el padre de la Providencia, porque crearás maravillosos milagros y ayudarás a quienes confían en sus necesidades…

6

  • Oración II
Glorioso San Cayetano, alabado por el padre de todos los pueblos, porque ayudarás a los que te despiertan cuando lo necesites con un gran milagro: voy a tu altar, por favor ponme confiado Dedicación en tus manos al Señor…

¡Esperamos haber aportado a tus conocimientos sobre la novena a San Cayetano con éxito!


Si te ha gustado este artículo sobre los Novena a San Cayetano te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Oración para los Enfermos

Oración para los Enfermos

Las oraciones pueden tener un efecto poderoso y positivo para las personas que padecen de enfermedades o dolencias. En este…

Novena a San Pancracio

Novena a San Pancracio

La Novena a San Pancracio, se celebra el 12 de mayo de cada año. Este acto consiste en realizar diversos…

Novena a los Difuntos

Novena a los Difuntos

La Novena a los Difuntos es una ofrenda privada o pública, con una duración de 9 días. Del mismo modo,…

Deja un comentario