Fray Servando Teresa de Mier: Quién fue, Biografía, Formación, Exilio, Miembro del Congreso Constituyente y MÁS

Fray Servando Teresa de Mier, procedía de una familia hidalguía astur. Era un importante sacerdote liberal y un escritor de numerosos tratados sobre la filosofía política en el contexto de la Independencia de la Nueva España.

La historia de Fray Servando Teresa de Mier es muy interesante y, es por ello, que en este articulo se hablará sobre quien fue Fray Servando Teresa de Mier, sobre su biografía, cómo fue su formación, entre otras cosas ¡Siga leyendo, aquí encontrara toda la información!

Fray Servando Teresa de Mier

¿Quién fue Fray Servando Teresa de Mier?

Fray Servando Teresa de Mier fue fraile dominicano, sacerdote y un escritor mexicano que pudo luchar en la Independencia de México. Inició sus estudios Monterrey. A su muy corta edad y en el año 1780 se movilizó a México para poder ingresar en el convento de los dominicos a los 16 años.

Luego, estuvo en el  Colegio de Porta Celi, donde obtuvo el grado de doctor en Teología en 1792. Esto lo  convirtió en fraile a los 27 años y le permitió regresar al convento dominico para enseñar filosofía. Fue un reconocido y pudo gozar de renombre como predicador.

El 12 de diciembre del mismo año marcó el resto de su vida, al dar su sermón en la celebración a la Virgen de Guadalupe. En el sermón rechazó sus apariciones y con ello escandalizó a los devotos. Este acto hizo que fuese desterrado de la Nueva España y enviado a Europa.

A sus 22 años estuvo de prisionero en conventos dominicanos por lo que constantemente siempre  buscaba la manera de huir para escapar de su encierro. Luego, fue recluido en el Convento de Santo Domingo de Cádiz. Aquí, buscaría la ocasión para poder escaparse.

Biografía de Fray Servando Teresa de Mier

Fray Servando Teresa de Mier, fue hijo de José Joaquín Mier y Noriega y Antonia Guerra e Iglesias. Nació en Monterrey, Nuevo León, el 18 de octubre de 1763. Su padre fue regidor y alcalde ordinario, y  por algún tiempo gobernador interino de la provincia del Nuevo Reino de León.

Fue integrante de la alta burguesía fronteriza. Cabe destacar que se sabe muy poco de su infancia , es decir, donde se retoma el hilo de su biografía es a sus 16 años, cuando abandonó Monterrey para poder  ingresar en la Orden de Santo Domingo.

Fue estudiante de filosofía y teología en el Colegio de Porta Coeli, ordenándose sacerdote. Obtuvo el grado de doctor en Teología en la Universidad de México. Era considerado muy estudioso de la historia, además también se distinguió por ser un buen orador.

Fray Servando Teresa de Mier

Gracias a su reputación como predicador, fue comisionado para pronunciar el sermón anual del 12 de diciembre en el Tepeyac, en honor de la aparición de Nuestra Señora de Guadalupe.  En el sermón indicó que Santo Tomás ya había pisado esas tierras evangelizando antes de la llegada de los españoles.

Luego dijo que la imagen guadalupana se había creado en la capa de Santo Tomás y no en la tilma de Juan Diego. Los indios ya cristianizados habían adorado la imagen de la virgen durante 1750 años en el Tepeyac, donde el apóstol había construido su iglesia.

En Europa, Mier dedicó tiempo a aumentar sus conocimientos teológicos, de teoría política y de historia mexicana. Allá pudo entrar en contacto con hombres como José Blanco White, Simón Rodríguez y el obispo francés Henri Grigoire. Falleció el 3 de diciembre de 1827 en la ciudad de México.

Para el año 1809 ya había estado en numerosas acciones de guerra, entre ellas la batalla de Alcañiz, el 23 de mayo. En la que pudo combatir junto con Javier Mina a quien luego pudo convencer de luchar contra el rey de España. Llegó a la Nueva y después fue desembarcado en Soto la Marina.

Formación

Cuando tenía 16 años, Fray Servando Teresa de Mier logró ingresar a la Orden de Predicadores (Dominicos) en la ciudad de México. Decidió estudiar filosofía en el Colegio Pontificio de Regina Porta Coeli, de la misma Orden, donde se formó como sacerdote. Ya teniendo 27 años realizó el doctorado en Teología por la Real y Pontificia Universidad de México.

El día 12 de diciembre cuando se realizaban los festejos del aniversario de la manifestación mariana de la Virgen de Guadalupe, en presencia del virrey Miguel de la Grúa Talamanca, del arzobispo Alonso Nuñez de Haro y Peralta y varios miembros de la Real Audiencia de Nueva España, dijo las siguientes palabras:

«Guadalupe no está pintada en la tilma de Juan Diego sino en la capa de Santo Tomé (conocido por los indios como Quetzalcóatl) y apóstol de este reino. Mil setecientos cincuenta años antes del presente, la imagen de Nuestra señora de Guadalupe ya era muy célebre y adorada por los indios aztecas que eran cristianos, en la cima plana de esta sierra del Tenayuca, donde le erigió templo y la colocó Santo Tomé». (primer párrafo del sermón)

Con este sermón quería demostrarle a las personas que el culto guadalupano era prehispánico, al igual que el cristianismo. De esta manera, no habían motivos por los cuales agradecer a España, puesto que el Imperio azteca era ya cristiano antes de 1519. Sus ideas no recibieron críticas negativas en principio.

Sin embargo, una semana después de pronunciar el sermón, el arzobispo Alonso Núñez de Haro lo acusó de herejía y blasfemia ante la Inquisición, por lo cual se le excomulgó, se le redujo a prisión, se le despojó de sus libros y fue condenado a diez años de exilio en España. Intento pedir disculpas pero esto fue en vano. Luego de ocasionó el abandono de sus familiares y amigos cercanos.

Exilio

En castigo por haber pronunciado el sermón guadalupano, el arzobispo Alonso Núñez de Haro condenó a Teresa de Mier a diez años de exilio en el convento dominico de Las Caldas, actual Cantabria, España. Además, se le prohibió a perpetuidad el ejercicio de la enseñanza, la enunciación de sermones o la realización de confesiones.

Igualmente, fue despojado de su grado de doctor. Escapó del convento de Caldas rompiendo los barrotes de la celda con martillo y cincel, pero fue capturado y fue encarcelado de nuevo. Esta vez fue confinado en el convento de San Francisco, en Burgos. En su nueva cárcel se le concedieron mayores libertades, por lo que pudo presentar su caso al Consejo de Indias

Luego, la tesis de su sermón fue revisada por teólogos de la Inquisición. Allí, pudieron determinar que no hubo blasfemia ni herejía. Sin embargo las influencias ejercidas por el obispo Nuñez de Haro impidieron su absolución.

Por lo que en 1801 se escapó y se refugió en Bayona, Francia. De Bayona pasó a Burdeos y de Burdeos a París. En esa ciudad se mantuvo trabajando como intérprete del potentado peruano José Sarea, conde de Gijón.

Miembro del Congreso Constituyente

Fray Servando Teresa de Mier fue elegido como diputado al segundo Congreso Constituyente. El 13 de diciembre del año 1823 pronunció su famoso «Discurso de las Profecías». En este discurso, manifestaba estar a favor de una república federal moderada. Cada país es y ha sido una federación diferente.

Por lo tanto, existe más de una forma de federarse. El verdadero reto del gobierno sería decidir cuál era la federación conveniente para México. La carencia de educación y cultura, además del estado de guerra, son condiciones que implican la necesidad de unión para Teresa de Mier.

Rol de los Frailes en la Época Colonial

Para la Iglesia católica, los frailes son los integrantes de las órdenes mendicantes que surgieron en el siglo XIII. Los frailes, por lo tanto, realizan un voto de pobreza y viven de la caridad, renunciando a sus bienes. Entre ellos, mantienen una relación de fraternidad.

Los franciscanos, los servitas, los carmelitas, los capuchinos, los dominicos y los agustinos son frailes. Cuando se antepone esta condición al nombre del religioso, se suele utilizar el término fray. Los frailes suelen realizar su trabajo más allá de los límites de su ermita o convento.

Entre los frailes se crea un lazo de fraternidad y colaboración que se puede apreciar en todos los aspectos de su día a día. Para un fraile, la dicha se consigue por medio de la fusión entre la vida cotidiana y la oración, entre los lazos con sus hermanos y la adoración a Dios.

Luego de la conquista, los frailes se encargaron de enseñar catecismo y castellano a los indios. Ya que, la conversión a la doctrina cristiana era prioridad para la corona española. El papel de los niños durante los primeros años de la colonia fue fundamental para la labor educativa de la iglesia.

Los frailes ganaron la confianza de los niños, quienes pudieron enseñarle a los españoles su idioma y sus costumbres. Estos primeros diálogos se pueden considerar como el comienzo del proceso educativo después de la llegada de los españoles.

Además de la doctrina cristiana, algunos jóvenes pudieron aprender a leer y a escribir. Ya que, tenían acceso a los libros dentro de los colegios albergados en conventos. Los primeros frailes llegaron en el año 1524. A partir de ahí, diferentes ordenes religiosas evangelizaron una buena parte del territorio.

¿Sabías la historia de Fray Servando Teresa de Mier?

¡Ya tienes toda la información sobre él!


Si te ha gustado este artículo sobre los Fray Servando Teresa de Mier te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Martin Luther King

Martin Luther King

Conocer la vida y trayectoria de Martin Luther King es importante para aquellos estudiosos de la Historia de los Derechos…

Fray Angélico

Fray Angélico

La vida de Fray Angélico inició en torno a Vicchio en Mugello, Toscana, Italia, hacia 1400. Del mismo modo, se…

Fray Junipero Serra

Fray Junipero Serra

Fray Junipero Serra fue un Presbítero de la orden franciscana que vivió gran parte del siglo XVIII entre España y…

María Madre de Jesús

María Madre de Jesús

María Madre de Jesús, era una mujer judía de Nazaret de Galilea que, en base a ciertos pasajes neotestamentarios pertenecientes al…

 Fray Bartolomé de las Casas

Fray Bartolomé de las Casas

Fray Bartolomé de las Casas a sus treinta años, renunció públicamente a los repartimientos y encomiendas de los indios que había…

Fray Martín de Valencia

Fray Martín de Valencia

Fray Martín de Valencia fue un misionero franciscano, figura importante en la historia de la conquista y difusión de la…

Deja un comentario