Estudios Bíblicos: Definición, Consejos Para Estudiar la Biblia, Estrategias para su Estudio, Técnicas para el Estudio Bíblico y MÁS

Todos sabemos qué es la Biblia, pero ¿conoces qué son los estudios bíblicos? ¿alguna vez te has preguntado cuál es el significado de la Biblia, sus definiciones y profundidades? Pues, para poder identificar todas estas incógnitas, se requiere de los estudios bíblicos, tema que captó altamente nuestra atención y que consideramos de gran relevancia.

En el presente artículo estaremos tocando el tema los estudios bíblicos. Hablaremos sobre qué significan estos estudios, te daremos algunos consejos y estrategias para que conozcas más sobre cómo estudiar la Biblia junto con algunas técnicas de estudio y mucho más. 

Si este tema te parece interesante y quieres saber más, ¡te invitamos a seguir leyendo!

Estudios biblicos

Definición Estudios Bíblicos

Como se menciona en la introducción, el tema que se estará tratando en este artículo se refiere a todo lo relacionado con los estudios bíblicos y cómo funcionan estos.

Estos estudios se refieren a la interpretación del contenido que se encuentra escrito en la Biblia, entender su significado y comprenderlo a profundidad. Estos estudios buscan que, al haber comprendido el contenido bíblico, podamos llevarlo a nuestra vida diaria y compartir esta información con el prójimo.

Estudios biblicos

Actualmente, la Biblia es el libro con más ventas y más traducciones en el mundo. 

La biblia es un libro que contiene una recoplación de todas las historias y códigos antes y después de Cristo. Esta se encuentra dividida en 2 partes: el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento refiere a la vida antes del nacimiento de Jesucristo, el Nuevo Testamento habla sobre la vida después de su nacimiento.

Estos estudios van mayormente enfocados a personas que no son pertenecientes a la iglesia, es decir, a los laicos.

Según Oxford Handbook of Biblical Studies: los estudios bíblicos son el conjunto disciplinas para el estudio del grupo de textos antiguos generalmente conocidos como la Biblia.

Consejos Para Estudiar la Biblia

Como cualquier otro tema, la Biblia debe saber estudiarse. Esto no solo se refiere a saber cómo hacerlo sino también a crear el hábito de hacerlo.

  • Lo primero que se recomienda para empezar los estudios bíblicos es la elección de la Biblia. Es importante seleccionar una con la que se sea cómoda la lectura, esto ayudará a crear una conexión más efectiva, facilitando su comprensión. La manera en la que esta haya sido traducida es un factor influyente muy importante.
  • Crear un ambiente adecuado para la lectura. Escoger un espacio donde se esté cómodo para la lectura y con buena iluminación.
  • También es importante seleccionar horas en el día en que se  pueda dedicar el 100% de ese momento y sin distracciones, esto ayudará a que se logre interpretar mejor.
  • Es recomendable hacerlo varios días a la semana a las mismas horas, esto ayudará a convertirlo un hábito.

Estudios bíblicos

  • Ubicar aquellos temas de la Biblia que generen mayor interés, estos serán mucho más fáciles de entender. Investigar e ir más allá, incluso se pueden realizar anotaciones de aquellos datos que llamen más la atención e intenar memorizarlos.
  • Antes de empezar a leer, es recomendable realizar una oración. Esto ayudará a ponerte en el estado mental adecuado para aprender y leer con las intenciones de comprender la información.

Estrategias para Estudiar la Biblia

Anteriormente se hizo mención a algunos consejos para empezar los estudios bíblicos. Sin embargo, también es pertinente tomar en cuenta algunas estrategias para que este estudio sea más fructífero. Entre ellos podemos recomendar:

  • Como se aconseja previamente, prepara un ambiente que sea cómodo y adecuado. Planifica tus horas y el tiempo que quieres dedicarle a la lectura. Esto ayudará a que te concentres más en la interpretación de la misma y permitirá que tus estudios  bíblicos sean un momento placentero.
  • Como sabemos que leer a veces es tedioso para algunas personas, también se puede recurrir a los audiolibros. Hoy en día existen muchas plataformas que tienen en sus contenidos la lectura de la Santa Biblia. Esta es otra forma fácil y cómoda de leer la palabra de Dios, además sirve para cuando no se está en casa y no se desea perder la lectura del estudio bíblico.

  • Realizar anotaciones. Se puede escoger algún cuaderno o diario de preferencia y dedicarlo a los datos que se consideren más importantes de la lectura. Esto es una recomendación efectiva para aquellos momentos donde se desee recordar o releer de forma rápida. Incluso esta técnica ayuda a la memorización.
  • Crear un ambiente de estudio grupal. Está comprobado que estudiar en grupo es una excelente manera de aprender, ya que se discuten opiniones y se escuchan puntos de vistas nuevos. Formar un grupo de personas que igualmente estén interesadas en los estudios bíblicos sirve para que su comprensión sea más sencilla, si así se desea.

Técnicas Para el Estudio Bíblico

En combinación con las estrategias antes mencionadas, también existen técnicas para la realización de los estudios bíblicos. Si estas son tomadas en cuenta podrás estudiar e interpretar la Biblia muy fácilmente.

  • Utilizar de apoyo de un diccionario. Usar esta herramienta puede ayudar a entender aquellas palabras que no se tengan muy en claro ya que algunas Biblias tienen traducciones muy literarias del idioma hebreo.
  • Hacer uso del recurso del pie de página. Las Biblias normalmente tienen información valiosa en el pie de página, esta puede servir a entender situaciones no comprendidas durante la lectura. También buscar las referencias que aparecen en los laterales es una forma de guiarse para entrar en contexto.

  • Si posee Biblia propia, subrayar aquellos datos o momentos que capten la atención. Esto hará que se recuerden de manera más rápida así como facilita la ubicación en la lectura. Si la Biblia es propiedad ajena aplica el método de las anotaciones.
  • Intentar no tener distracciones. Esto servirá a conectar más profundamente con la lectura y su absorción. Esto es una manera de incluso conectar más adecuadamente con Dios y su palabra.
  • Empezar a leer el Nuevo Testamento. Si se empieza la lectura bíblica por el Nuevo Testamento será mucho más sencillo comprender las historias que se cuentan en el Antiguo Testamento.

Si quieres saber más, haz clic en este link

¿Cómo Estudiar la Biblia con Otras Personas?

Para practicar los estudios bíblicos de forma efectiva existen diferentes técnicas. Anteriormente se hace alusión a algunas, incluyendo la creación de un ambiente de estudio grupal.

Estudiar en grupo es conocido por ser una de las tácticas de estudio más eficiente. En esta se tiene la oportunidad de discutir las diferentes temáticas, conocer opiniones diferentes e incluso captar la información de mejor forma. Esto aplica, de igual manera, a los estudios bíblicos.

Si se decide escoger este método de estudio, lo más recomendable que se debe hacer es identificar aquellos compañeros que tengan el mismo interés en este tema. Al conseguir a un conjunto de personas que estén igualmente interesadas en los estudios bíblicos mejorará tu comprensión de los mismos. De igual manera, servirá para sumarle un nivel de compromiso a esta acción y motivará a los demás participantes.

Escoger un tema de la Biblia que les cause interés a todos antes de la reunión. De esta forma, se podrá indagar más sobre el tema y ayudará al intercambio de contenido. Esta información será valiosa tanto para el conocimiento propio como para los otros integrantes.

Es importante , igualmente, que no haya frustración si un compañero comprende más algo, el proceso de estudios bíblicos es algo que lleva tiempo y dedicación. La práctica y le experiencia ayudarán poco a poco a que la palabra de Dios escritas en la Biblia sean más ligeras y fáciles de analizar.

Programa de Lectura de la Biblia 

Aunque para la lectura de la Biblia no hay un orden en específico, si se recomienda un seguir ciertos programas para que el entendimiento sea mucho más claro y efectivo.

Empezar leyendo el Nuevo Testamento. Esta técnica ayuda a entender mucho mejor luego el Antiguo Testamento, a pesar de que ambos se complementen uno al otro. Comenzar por la lectura de Juan también es recomendable ya que este libro es uno de los más fáciles.

Empezar leyendo los evangelios también es una manera sencilla de ir entendiendo las lecturas bíblicas. Cada una relata de manera distinta diferentes escenarios que van dando a conocer más sobre la vida de cada personaje y vuelve la lectura ligera.

Más adelante, se puede continuar con las lecturas que describen el origen de la religión cristiana. Esta ayuda a entender mucho más la historia y va alistando terreno para la lectura del Antiguo Testamento. Esta historia se puede encontrar en la lectura de Hechos.

Luego se puede continuar leyendo las cartas. Estas van relatando el origen del Espíritu Santo, el desarrollo de la doctrina cristiana y otros detalles que son esenciales para entender nuestra religión a más profundidad y sus inicios.

Después de haber leído y entendido todo el Nuevo Testamento, se puede proceder a empezar la lectura del Antiguo Testamento. Este método ayuda a que este sea mucho más ligero y además prepara para términos que aparecen en esta lectura.

A pesar de que en este artículo damos todas las herramientas necesarias para que los estudios bíblicos sean lo más sencillos posibles, esto es un proceso muy personal. Cada persona sabe y llevará este camino como se le sea más útil y cómodo; sin embargo, en esta guía están algunos datos para que este sea mucho más llevadero.

¡Gracias por leernos!


Si te ha gustado este artículo sobre los Estudios Bíblicos te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Comunicación Familiar

Comunicación Familiar

La comunicación familiar es un elemento clave en el desenvolvimiento y crecimiento de un grupo familiar. Por supuesto, la comunicación…

Rezar

Rezar

Rezar, siempre será la manera correcta en la que podamos conectarnos con Dios, algún santo o una divinidad. La oración,…

La Duda

La Duda

La Duda, es la incertidumbre o vacilación que se tiene entre dos o más determinaciones o juicios. Dicha palabra, deriva del…

Flor de Jericó

Flor de Jericó

La Flor de Jericó es también se le llama la flor de la resurrección. Así, le corresponde este nombre, debido…

La Familia

La Familia

Se puede decir que La Familia tiene varios significados. Esto dependerá de la interpretación que le de cada persona. Debido que,…

Deja un comentario