Apóstol Pedro: Quien fue, Biografía, Virtudes, Misión, Epístolas, Novena y MÁS

El Apóstol Pedro, cuyo nombre era «Simón Pedro» y se es conocido como «San Pedro». Se considera uno de los apóstoles de Jesús que más se destacaron en sus obras y en llevar la palabra de Dios. También, se reconoce como el primer jefe de su iglesia. Por su acercamiento a Jesús, es uno de los apóstoles más citados.

Simón Pedro antes de ser uno de los 12 discípulos de Jesús, era un pescador de oficio en el mar de Galilea,  un lago de agua que se sitúa en Asia Occidental. Dejó este trabajo para seguir a Jesús de Nazaret. Si quieres saber más, ¡sigue leyendo!

Apóstol Pedro

¿Quién fue el Apóstol Pedro?

El Apóstol Pedro fue uno de los discípulos más notables de Jesús. Su nombre de nacimiento era «Simón Bar Joná» y era un pescador por oficio en el mar de Galilea. Gracias a su seguimiento a Jesús de Nazaret, se identificó en el apóstol más conocido y citado del Nuevo Testamento en general.

También es citado por los cuatro evangelios canónicos y los actos de los apóstoles en particular, lo que lo presenta en aspectos muy variados. Igualmente, es citado por Pablo de Tarso en sus epístolas, incluida la Epístola a Gálatas.

En donde se refiere a una de las tres columnas de la Iglesia de Jerusalén, la Iglesia Católica identifica a través de la sucesión apostólica como el primer Papa. Esto se basó, entre otros argumentos, en las palabras que Jesús lo dirigió:

“Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la muerte no prevalecerá contra ella. Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo” (Mateo 16, 18-19). ​

Biografía

Otras iglesias apostólicas, como la Iglesia ortodoxa, no consideran esto de tal manera, por entender que Jesús no construiría su iglesia en un hombre (San Pedro), sino por la confesión de la fe que Pedro hizo: «Tú eres el Cristo, El hijo de Dios Vivo «(Mateo 16:16).

Para los ortodoxos, la Iglesia está construida en Cristo, el Hijo de Dios, y Pedro no es el jefe de la Iglesia, sino un apóstol que podía ver en ese momento por la gracia del Espíritu Santo, que Jesús lo haría de acuerdo con el cristianismo. La Iglesia ortodoxa considera al primero de sus obispos en la sucesión apostólica.

Biografía

Según la narración evangélica, Pedro era un pescador judío de Galilea. El lugar de nacimiento de él fue Betsaida (Jn 1: 42-44), un pueblo junto al Lago Generalet, cuya ubicación no es una certeza, aunque en general se considera al extremo norte del lago. Ejerció a la oficina del pescador con su hermano Andrés, que también era apóstol.

Pedro fue incorporado como un discípulo al comienzo del Ministerio de Jesús. Los evangelistas sinópticos (Marcos, Mateo y Lucas) describen la entrada de él diferente como lo hace Juan. Según el testimonio de Juan, fue el hermano Andrés, quien le presentó al grupo, después de encontrarse  los dos como seguidores de Juan el Bautista.

La narrativa de los sinópticos da otro punto de vista, como se puede ver en los ejemplos, contando la historia que viendo a ambos recogiendo las redes, Jesús los invitó a convertirse en «pescadores de hombres» (Mt 4: 18-22, MC 1: 16-20, Lc 5: 1-10). Y fue Simón el primero en reconocer a Jesús como el Hijo de Dios, mientras que su hermano Andrés, no.

Apóstol Pedro podría decirse que él era el que negó a Jesús, siendo él, su discípulo más cercano, y esto se observa en los Evangelios. Hay muchos pasajes donde vemos a Simón muy cerca de Jesús.

Luego de la muerte de Jesús, la figura de Pedro es menos precisa.  Aunque muchos de los evangelios, tanto canónicos como apócrifos, lo dejan ver que tenía un vínculo especial con Jesús.  En Lucas 24:34, se dice una comunicación especial de la resurrección de Pedro.

Es el primer apóstol que realiza un milagro público: después de haber invocado el nombre de Jesús, los cristianos dicen que milagrosamente cura a un hombre en el templo de Jerusalén. En otra ocasión, la Biblia dice que resucita a una mujer.

Virtudes

Una virtud es esta cualidad que le permite tener efectos positivos en una persona. Hay virtudes intelectuales y virtudes morales, que pueden ser naturales o adquiridas. El Apóstol Pedro tenía como una virtud de ser una persona justa.

Le dio a cada uno que se debía a él y esto se inspiró en el Espíritu Santo. También era una persona cálida. Es decir, fue moderado con la atracción de los placeres. Sus acciones fueron de papá, siendo una persona inclusiva y sobresaliente en el material.

Quién fue el Apóstol Pedro

El Apóstol Simón Pedro tenía como virtudes como una persona justa, llena de sabiduría, tenía mucha fuerza para evitar todas las dificultades que cruzó y bastante prudente. Era una persona que vivía para otros y bastante fiel a su fe.

Entre los escritos del Nuevo Testamento, generalmente se considera que el evangelio de Marcos recopila las enseñanzas de Pedro por parte de Marcos el evangelista, aunque esta no es una opinión unánime.

Clement of Alejanjria en los fragmentos de sus obra llamada «Hypotyposeis» conservados y citados por el historiador de la cereal en su historia eclesiástica (III, 14:6) escribe que el apóstol Pedro predicó en Roma, mientras que Marcos tomó su predicación en lo que sería el Evangelio de Marcos.

Según la creencia católica, Simón Pedro fue nombrado por Jesús para mantener el primer lugar de honor y autoridad. También en la creencia católica, Pedro fue el primer obispo de Roma. Y Por otro lado, consideran que todos los obispos de Roma son sucesores de Pedro y el superior legítimo de todos los demás obispos.

Misión

A San Pedro lo ha puesto el mismo Señor al frente de la Iglesia. Como respuesta a un acto de fe por parte de Pedro, Jesús le alaba y le anuncia la misión que ha pensado para él en la primera comunidad: presidir en la caridad. Y lo hace con tres imágenes: la piedra, las llaves, y el acto de atar y desatar.

La figura de Simón Pedro se destaca por encima del resto de los apóstoles, ha visto la Iglesia católica una confirmación de la enseñanza de que él ejercía el primado sobre ellos. La predicación de Pedro, sin embargo, estuvo por lo general en los primeros años limitada al pueblo judío.

Esto a diferencia de Pablo que predicaba a los gentiles o personas no judías, aunque fue Pedro quien bautizó al primer cristiano no judío de nombre Cornelio y a su familia, en Cesarea, debido a una visión tenida en Joppe.

Epístolas de San Pedro

Las epístolas de San Pedro que se conservan en el Nuevo Testamento. San Pedro expone la dignidad del cristiano, la sublimidad de su vocación y la santidad de la vida que debe ser su consecuencia. Además, el apóstol recomienda obediencia, paciencia, respeto a la autoridad, amor a los enemigos y concordia entre los hermanos. Durante toda la epístola menciona a Jesucristo, con sus padecimientos y sus consejos.

Epístolas de San Pedro

La segunda epístola, se presenta como una continuación de la primera y va dirigida a las mismas personas. Generalmente, se presume que San Pedro la dictó poco antes de su martirio, San Pedro recuerda los principios generales según los cuales deben los cristianos ceñirse a la doctrina recibida y a la práctica de las virtudes.

Expone el tema de la condena máximas y costumbres de los falsos doctores. En la última parte, ataca los frívolos argumentos con que aquellos sectarios se proponen desacreditar la doctrina de los fieles. El estilo de la escritura de estas epístolas es muy admirado.

Novena a San Pedro Apóstol

Para la Novena a San Pedro, se deben realizar una serie de oraciones y pasos, que se consideran muy importantes. Esta se debe realizar en la fecha de 20 de Junio al 28 de Junio. Si quieres leer más sobre esta novena, haz clic acá.De igual manera, a continuación, te mostraremos la oración con la que se debe iniciar cada día de novena.

Oh glorioso San Pedro, Príncipe de los Apóstoles y de la Iglesia Católica: por aquella obediencia con que al primer llamado dejaste cuanto tenías en el mundo para seguir a Cristo

Por aquella fe con que creíste y confesaste por Hijo de Dios a tu Maestro, por aquella humildad con que, viéndole a tus pies, rehusaste que te los lavase

Por aquellas lágrimas con que amargamente lloraste tus negaciones, por aquella vigilancia con que cuidaste como pastor universal del rebaño que se te había encomendado

 Finalmente, por aquella imponderable fortaleza con que diste por tu Redentor la vida crucificado, te suplico, Apóstol glorioso, por tu actual sucesor el Vicario de Cristo.

Alcánzame que imite del Señor esas virtudes tuyas con la victoria de todas mis pasiones; y concédeme especialmente el don del arrepentimiento para que, purificado de toda culpa, goce de tu amable compañía en la gloria.

Amén.

¡Te agradecemos por leer!


Si te ha gustado este artículo sobre los Apóstol Pedro te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Fray Juan Bautista Moya

Fray Juan Bautista Moya

Durante la conquista espiritual de la Nueva España, muchas fueron las personas que destacan en la historia. Una de ellas…

San Mateo Apóstol

San Mateo Apóstol

San Mateo Apóstol tuvo un gran papel importante en las escrituras y relatos bíblicos y en la vida de Jesús.…

San Felipe Apóstol

San Felipe Apóstol

San Felipe Apóstol fue uno de los doce discípulos que siguieron y fueron fieles a Jesús de Nazaret. Además, de ser…

Fray Tormenta

Fray Tormenta

A lo largo de la historia han existido muchos seres humanos dedicados a ayudar a los demás. Este es el…

Fray Diego Tadeo González

Fray Diego Tadeo González

Fray Diego Tadeo González, nace en el año de 1733 en Ciudad Rodrigo-Salamanca y muere el año 1794 en Madrid a…

Deja un comentario